Café Natural, Torrefacto o Mezcla ¿En qué se diferencian?

Un grano que ha dado la vuelta al mundo”, desde las planicies de Etiopía procede el grano para elaborar la bebida predilecta del mundo. Sí, se trata del café, su consumo es de tal magnitud que la industria del café solo es superada por la del petróleo.

El café es una bebida increíble con un poder socializador que no logra ninguna otra bebida sin alcohol, la más consumida a cualquier hora. Esta bebida no tiene un único sabor, va desde el suave y casi dulce hasta el más amargo y fuerte. Algunos prefieren el sabor de un café natural mientras que otros prefieren un café torrefacto.

Con tanta variedad de una misma bebida no sorprende que tenga tantos adeptos. Ahora bien ¿Hay diferencias significativas entre los diversos tipos de café? ¿Afectan estas diferencias su calidad sabor y precio? Los expertos dan respuestas veraces a estas preguntas.

Diferencias del café natural, torrefacto o mezcla

Según el tratamiento que reciba el grano, será el café resultante. Si el grano de café es cosechado de forma natural se obtiene café natural. Ahora bien, si al grano se le aplica una caramelización el resultado será café torrefacto.

El café mezcla, por su parte, resulta de combinar café natural con un porcentaje variable de café torrefacto. Estos son los tipos de cafés consumidos en la actualidad, dependiendo de los gustos y presupuestos será el café para elegir.

El café natural es sin duda el más saludable. “Mientras más natural es mejor”, es una frase que también aplica al café. El café natural no tiene ningún aditivo tiene más aroma y es menos amargo que otros tipos de café.

Calidad de cada tipo de café

El tratamiento de torrefacción que se le da al grano de café le otorga mayor conservación. El proceso de tostar el café con azúcar alarga la vida del grano de café al crear una película homogénea protectora. El café obtenido por un proceso de torrefacción es de sabor muy fuerte, pesado y más amargo que el natural.

El café torrefacto y el de mezcla son cafés más baratos que el café natural, lamentablemente su precio bajo va acorde con su calidad. La mayoría de los expertos coinciden en la poca calidad de estas variedades de café.

En muchos países ha cesado su producción, excepto en España donde es habitual su consumo.

El café natural es el preferido por los consumidores actuales

Si bien algunos todavía gustan del café torrefacto, son muchos sus detractores. La mayoría de la gente está optando por consumir productos ecológicos y naturales, que le hagan bien a su salud integral.

La tendencia del consumidor actual es un café de tueste natural sin ningún aditivo. Por tal razón, los amantes del café buscan un producto de calidad, que les otorgue placer al paladar y que sea saludable.

Una taza de café natural permite deleitarse de una variedad de sabores desde los dulces hasta incluso cítricos, además de aportar energía y bienestar. Una marcada diferencia respecto a cafés de torrefacción y de mezcla, que resultan pesados y amargos.

El sabor original del grano de café se conserva bien en el café natural, el resultado es un deleite a los sentidos. Aunque tal vez resulta un poco más costoso que otros tipos de café, para los que gustan de lo saludable, saben que bien lo vale.

Un café natural aporta a nuestro cuerpo las sustancias antioxidantes originales del grano de café, sin los daños que conllevan los aditivos y el azúcar. ¡A disfrutar el café natural que viene de la mata a la taza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *