2 Cafeteras italianas eléctricas con la mejor calidad-precio

En internet se encuentran muchos modelos de cafeteras italianas, desde aquellos clásicos eternos de toda la vida hasta los más modernos exclusivos para cocinas de inducción y por si fuera poco, también hay modelos que solo debes conectar a una toma.

Este tipo de cafetera se conoce simplemente como “cafetera eléctrica” pero lo cierto es que existen diferentes máquinas de café que entran en esta categoría, por ejemplo, las de goteo y las de espresso y todas funcionan de manera diferente.

Las cafeteras por goteo calientan el agua para luego dejarla caer lentamente sobre el café molido, mientras que las de espresso calientan el agua y la hacen pasar por el café con una presión muy fuerte; Las cafeteras funcionan de manera similar.

Una cafetera italiana eléctrica calienta el agua y la hace pasar por el café a una presión más baja que la de espresso, pero lo suficiente para que el resultado sea una bebida cargada. Son los modelos más vendidos a nivel internacional y sus precios se adaptan a la mayoría de presupuestos.

En el momento de comprar una cafetera eléctrica italiana hay diversos aspectos a tener en cuenta, como la capacidad, potencia, material del que está hecha y sus dimensiones. A continuación se muestran dos de los modelos más reconocidos y comprados en todo internet.

1.- Bialetti Moka eléctrica, la cafetera clásica en versión eléctrica.

Bialetti es una marca italiana reconocida a nivel internacional por la calidad de sus productos y por su imagen de cafetera clásica que ha promovido desde sus inicios con versiones cada vez mejoradas.

Así pues, en el mercado se encuentran cafeteras italianas para gas, cerámica, vitrocerámica y eléctricas, como es el caso de la Bialetti Moka eléctrica, que es similar a sus hermanas con la única diferencia de que integra su propia base de calentamiento.

Dicha base es pequeña y de color negro, incorpora un botón que enciende de color rojo durante su funcionamiento y emite un sonido para avisar que la bebida está lista. La jarra del café encaja en cualquier ángulo desde el que se le ponga, es decir, no tienen una posición fija.

La potencia de la Bialetti Moka es de 170 vatios, por lo que llevará a cabo su función en apenas 5 minutos o menos dependiendo del volumen de agua que se agregue. Además, mantendrá la bebida caliente por 20 minutos.

La capacidad máxima para esta cafetera es de 4 tazas, lo que es lo mismo a decir, 200ml y su altura es de 19 centímetros. Este tamaño la hace ideal para viajes o para una oficina.

2.- De’Longhi Alicia, una cafetera que se adapta a tu preferencia.

Normalmente las cafeteras eléctricas o para estufa vienen con una capacidad determinada para cierta cantidad de agua, pero no es el caso de la De’Longhi Alicia porque se puede adaptar para 3 o 6 tazas según tus necesidades.

A simple vista este modelo de cafetera es similar al clásico, solo que la parte superior es trasparente y en su interior se coloca un filtro metálico y circular que permite regular la cantidad de café que se va a preparar. Es un extra que ha encantado a muchos consumidores.

Su potencia es alta por lo que la bebida estará lista en cinco minutos más o menos y la mantendrá caliente por 30 minutos una vez que finalice. Además, se apaga sola cuando termina el proceso y cada vez que se retire el recipiente de la base.

Al igual que el modelo de Bialetti la jarra encaja en cualquier ángulo de la base y se puede lavar en lavavajillas pero lo recomendable es hacerlo a mano. Bajo ninguna circunstancia la base debe llevarse directamente al grifo ni sumergirse, su limpieza debe ser superficial y breve para no dañar los circuitos.

¿Cuál es el mejor modelo de cafetera italiana eléctrica?

Ambas cafeteras funcionan de la misma manera, están hechas con aluminio y hacen el café en más o menos en la misma cantidad de tiempo, la única diferencia entre ellas es su capacidad, que es mayor en el caso de la Alicia de De’Longhi y es adaptable.

En cuanto al precio, Bialetti es quien tiene un costo menor por lo que sería la cafetera indicada si tu consumo es poco, vives solo y te gusta viajar. Esta es una gran ventaja de este tipo de cafeteras italianas, se pueden llevar a hoteles y oficinas.

Ninguno de estos dos modelos se puede utilizar en cocinas de gas o vitrocerámica, están diseñados para funcionar únicamente con su base.

La ventaja es que no ocupan mucho espacio, se limpian fácilmente y no interrumpen en la decoración de la mayoría de cocinas.

La decisión entre De’Longhi y Bialetti podría llevarse a cabo tomando en cuenta la capacidad, precio y apariencia, estas son las únicas diferencias entre una y otra.