Cafetera italiana de inducción ¿Qué modelo se ajusta a tu cocina?

La cafeteras italianas son un accesorio que todo el mundo quiere en su hogar, son prácticas, fáciles de limpiar y preparan un café espectacular en apenas unos minutos, el único detalle es que lamentablemente no son aptas para todo tipo de cocina.

Las cafeteras de las abuelas fueron fabricadas para cocinas de gas, que era la principal fuente de energía de aquella época, pero los tiempos han cambiado y las cocinas más modernas funcionan mediante la inducción de calor directa al recipiente, son las famosas cocinas de vitrocerámica no compatibles con las cafeteras italianas.

Una cocina de inducción funciona por medio de un imán que reconoce la placa de la olla o sartén que está en la superficie y una vez que se enciende le induce calor por medio de una resistencia.

Para que una cafetera italiana lleve a cabo su función en este tipo de cocinas debe poseer una base imantada, de lo contrario no funcionará. Así pues, antes de realizar una compra se debe comprobar que el material del artefacto sea ferromagnético.

A continuación se presentan dos modelos de cafeteras aptas para vitrocerámica, se trata de los más comprados y apreciados por los consumidores europeos y americanos, tanto por su precio como por su calidad.

1.- Cafetera italiana Godmorn, versión sofisticada de la tradicional.

Quienes aprecian la presencia de una cafetera italiana en casa seguramente amarán este modelo de la marca Godmorn, que ha dado un giro sofisticado y elegante a la clásica imagen de la cafetera italiana.

Está fabricada en acero inoxidable 430, lo que quiere decir que es muy resistente a altas temperaturas y se puede lavar en lavavajillas porque es resistente a la corrosión por químicos de limpieza. Este material además la hace muy duradera y resistente a golpes y caídas, difícilmente se deformará.

Está pensada especialmente para las cocinas modernas fabricadas con vitrocerámica pero con el fin de complacer todos los gustos también se puede usar en estufas de gas o cerámica sin afectar su funcionamiento.

Un aspecto importante de esta cafetera Godmorn es su capacidad de un tamaño reducido, es posible preparar un máximo de seis tazas (300 ml) en una jarra de apenas 20 centímetros que se pueden llevar a cualquier lado.

Este modelo de cafetera italiana solo está disponible en color plata brillante con efecto espejo gracias al cromado que posee, su apariencia discreta se combinará a la perfección con cualquier estilo que predomine en la cocina.

2.- Bialetti Moka Induction, la clásica que nunca falla

La marca Bialetti destaca en el mercado por dos razones, en primer lugar por la imagen característica de sus productos y en segundo por la gran calidad de los mismos.

La cafetera italiana Moka Induction es un gran ejemplo de esto, guarda la apariencia de la cafetera italiana de toda la vida, es decir, una planta y cuerpo octogonal con un mango y pomo de color negro, que además de decorar cumple la función de aislar el calor.

Como todos los modelos de la marca, esta pequeña cafetera adaptada a las cocinas de inducción, cuenta con una válvula de seguridad que evita que el vapor del agua salga del recipiente cuando la temperatura es muy alta, de manera que no hay derrames ni goteos siempre que se cierre correctamente.

Existen cuatro colores diferentes para esta cafetera italiana: rojo, negro, gris y champagne. La capacidad dependerá del tamaño que se elija, siendo la menor de 2 tazas y la más alta de 6, es decir, 300ml.

Actualmente esta es una de las cafeteras más vendidas en el mercado, según datos de la misma empresa cada minuto se venden cerca de tres ¿La razón? Su eficiencia, capacidad y adaptabilidad.

¿Qué cafetera italiana de inducción es mejor?

Una cafetera italiana de inducción y una tradicional lucen exactamente iguales por dentro de por fuera, la única diferencia está en que la placa inferior está fabricada de acero inoxidable ferromagnético, de manera que es detectada por el imán de las cocinas de vitrocerámica pero esto no es apreciable visualmente.

Antes de una compra es necesario consultar con el distribuidor y asegurarse de que la cafetera italiana elegida es apta para cocinas de inducción.

Ambos modelos presentados cuentan con la misma capacidad y son capaces de preparar el café en menos de cinco minutos, es decir, son muy eficientes, además son fáciles de limpiar y son resistentes.

En cuanto al precio, la cafetera Godmorn es un poco más económica en comparación con la cafetera italiana Bialetti. Si apuestas por artefactos modernos y sofisticados y quieres ahorrar un poco esta podría ser la opción principal.

Ambas cafeteras utilizan café molido de cualquier tipo, pero la recomendación es hacer una mezcla entre café robusta y arábica para obtener el sabor característico italiano.