Degustar el buen café es una delicia para muchas personas. El tipo de café que más gusta depende de cada quien. A los amantes de los expresos, la máquina nespresso orecen una bebida de excelente calidad todos los días desde la comodidad de tu hogar u oficina.

Son fáciles de usar, simples y limpias. Las cápsulas vienen de muchos sabores agregados al café. Además se muestran bellamente diseñadas, dando una estética agradable en el lugar donde se coloque.

Su mantenimiento es igualmente sencillo. Cada cierto tiempo requieren de una descalcificación para eliminar los residuos de cal o impurezas en los conductos internos.

Cuando no se realiza este procedimiento con la regularidad necesaria, se alteran las propiedades y sobre todo el sabor del café.

 

En los manuales de instrucciones vienen las especificaciones de lo que se debe hacer y con qué regularidad. Es recomendable contar con toda la información a la mano para proceder de manera organizada y óptima.

Los kit descalcificantes se venden aparte y el proceso es sencillo, pero se deben seguir los pasos correctamente para un resultado óptimo.

Manera tradicional para descalcificar máquinas nespresso

Los pasos a seguir para realizar la descalcificación de una máquina nespreso son sencillos, pues todo el mundo puede realizarlos con os equipos correctos. Estos pasos son los siguientes:

  • Asegurarse de que el compartimiento de desecho de las capsulas este vacío.
  • Llenar el depósito con agua y el líquido descalcificador.
  • Activar el proceso de descalcificación. Generalmente se deben presionar dos botones al mismo tiempo, se debe revisar el manual de instrucciones porque estos varían en cada modelo de nespresso.
  • Usar un tazón grande para que se deposite el líquido saliente sin derramarse.
  • Tiene un botón que debe pulsarse para preparar una taza grande de café. Hay que esperar que todo el liquido recorra los conductos y repita el proceso reciclando el agua hasta que la maquina detenga sola el proceso.
  • Limpiar perfectamente toda la máquina y realizar un último ciclo de café largo con agua limpia para quitar cualquier residuo de líquido descalcificante que haya quedado.
  • Desactivar el modo de descalcificación, y tiene la máquina lista para disfrutar nuevamente de su expresso.

Descalcificación más barata y casera

Los implementos para realizar la descalcificación de las máquinas nespresso pueden llegar a ser algo costosos, especialmente si el uso es continuo y la cafetera requiere este procedimiento muy seguido.

Aquí se presentan unos métodos caseros y más económicos que se pueden usar alguna que otra vez sustituyendo el líquido descalcificador especial.

Vinagre casero

Este procedimiento limpia los conductos con la mitad del depósito con agua y la mitad con vinagre.

Se procede a poner en marcha el ciclo normal de preparación de café y al llegar a la mitad de depósito de detiene por media hora hasta continuar con el proceso.

Finalmente se debe realizar un ciclo con agua limpia para eliminar cualquier residuo de vinagre que pueda quedar por el circuito de la cafetera.

Jugo de limón

Funciona de manera similar al vinagre pero como es natural, deja menos residuos.

Se debe usar una dosis de limón por cada dos de agua, se deja que el ciclo se cumpla completo y finalmente proceder a realizar un último ciclo con agua limpia para quitar restos que puedan quedar remanentes en los tubos.

Bicarbonato de sodio

Es un excelente producto de limpieza casera, pero si la falla es por exceso de cal, puede que este no sea el menor método a utilizar.

Aunque todos estos métodos caseros funcionan, se pueden alternar con el kit descalcificador recomendado por el fabricante, para que el tiempo de vida de su máquina nespresso sea más largo y pueda continuar disfrutando de esta exquisita bebida.