¿Cómo hacer café en la cafetera italiana, automática y manual?

Existen diversos tipos de cafeteras para la preparación del café, así como también diferentes tipos de café con los que se puede preparar una bebida deliciosa. En este artículo se presentará de forma específica cómo es la preparación del café en una cafetera italiana, cómo hacerlo en una automática, y cuáles son los pasos para preparar café en cafetera manual.

Además, se explican algunos consejos esenciales para que, tanto la experiencia como el sabor del café, resulte en una bebida deliciosa, con máximo aprovechamiento de los granos, o del café molido, según el caso. Así que es importante leer este artículo hasta el final y así conocer todo sobre la preparación de un buen café en distintos tipos de cafetera.

Como hacer una preparación perfecta de café con cafetera italiana

Es importante contar con la información correcta para preparar un café delicioso con una cafetera italiana. Es por ello que en este segmento presentaremos cuál es el café perfecto para este tipo de preparación, qué consideraciones hay que tener en cuenta respecto al agua, y cuál es el procedimiento correcto para un buen resultado.

El café perfecto

Para tener una buena experiencia con la preparación de café en cafetera italiana, es importante tener en cuenta el tipo de café. Se puede comprar en grano si podemos molerlo en casa, o directamente molido.

El café no debe tener más de dos meses molido, así que conviene fijarse en la fecha de tueste. Hay que asegurarse que el café no tenga mucha acidez, porque al prepararlo en cafetera italiana esa acidez se potencia, porque el tiempo de extracción del café es corto.

Consideraciones respecto al agua

Es importante que el agua sea embotellada y de mineralización débil, que contengan entre 1000 y 200 miligramos de residuo seco. Si se opta por usar agua del grifo, hay que considerar que puede resultar muy dura, por tanto, se recomienda filtrarla para así eliminar los minerales, malos sabores como el del cloro, de esa manera no influirán tales aspectos en el sabor del café.

Preparación del café con una cafetera italiana

Teniendo en cuenta los datos anteriores, la preparación consiste en desenroscar la parte superior de la cafetera italiana, para así sacar el portafiltro. Luego, se rellena la base de la cafetera con agua caliente, hasta la válvula. Lo siguiente es agregar el café molido, eso se hará en el portafiltro, debe nivelarse sin apretar.

  1. Colocamos el portafiltro en la base, y enroscar la parte superior de la cafetera en la base, para volverla a la normalidad, pero ya con el café.
  2. Se coloca la cafetera a fuego lento.
  3. Se apaga el fuego cuando el café haya logrado subir hasta la mitad de la cafetera, el resto del café debe subir con el fuego apagado.

Es así como se obtiene un perfecto café hecho en cafetera italiana. El café que queda en el empaque, debe guardarse cerrado en el refrigerador.

Este es un vídeo de la preparación:

La preparación del café con una cafetera automática

Para una correcta preparación del café en cualquier tipo y marca de cafetera automática, es importante que se tengan en cuenta una serie de consideraciones que, al igual que sucede con una cafetera italiana, aseguran un buen resultado final tras la preparación del café. A continuación, se presentan esas consideraciones.

Tipos de café ideales

Es importante conocer qué tipos de café se pueden hacer en una cafetera automática, de acuerdo también a la bebida que se vaya a preparar, por ejemplo, café solo o con leche. En tal sentido, los de mejor aroma son los granos de café arábica, si se quiere más cafeína por taza, entonces se puede optar por granos de café robusta.

De igual formas, hay que tener en cuenta el tueste del café, debido a que es la propiedad que permite la ecualización de la extracción de todos los aromas en la raza. De manera que, si se quiere un café solo, se recomienda un tueste ligero, que brinda varios aromas suaves, lo que brinda un mejor deleite del café solo con mucho sabor. Si se trata de un café con leche, entonces hay que optar por un sabor más intenso, de esa forma no quedará diluido en la mezcla con la leche, así que se requiere un tueste más fuerte.

La calidad del grano

A la hora de comprar café en grano, se debe comprobar el estado de los granos, pues eso indica el nivel de calidad que tienen. Por tanto, hay que asegurarse que tengan un color tostado agradable, el tamaño homogéneo y que se presenten enteros, si hay granos rotos o impurezas, lo mejor es cambiar de marca.

También es importante saber que se deben evitar los granos que son muy tostados, porque, aunque el café queda muy negro, también suelen ser más aceitosos. Es por ello que, para cafeteras automáticas, hay que evitar el café torrefacto, porque en su proceso de tostado se mezcla con azúcar y esto camuflan el aroma y el resultado es un café de baja calidad.

Preparación en una cafetera automática

Una vez se tengan en cuenta los aspectos mencionados, se puede proceder a la preparación del café que, al igual que con todas las cafeteras, comienza con llenar el depósito de agua. Este depósito generalmente está en la parte trasera, de igual forma, hay modelos que tienen el depósito de agua a un lado.

Es importante que el agua no sea muy dura, de esa forma se incrementa la vida de la cafetera debido a que el agua no necesita mucho tratamiento para ablandarla. Después de llenar el depósito de agua, se coloca el café en grano en el departamento que corresponde. Existen cafeteras automáticas que también tienen departamento para el café molido.

Muchos de los molinillos de las cafeteras automáticas cuentan con diferentes tipos de molido, de manera que se pueda adaptar al gusto. La ruleta para graduar el molido, generalmente está en el depósito del café, también hay unas que la tienen en el exterior, y otras más sofisticadas cuentan con un sistema que permiten graduar el tipo de molido en el panel central.

Al tener graduado todo, la cafetera se encargará del resto del trabajo, permitiendo disfrutar de forma fácil y rápida de un buen café. También existen modelos de cafeteras con un depósito donde es posible poner la leche. Estas hacen crema de leche al mismo tiempo que se hace el café. Además, los depósitos se pueden quitar de la cafetera para guardarlos en la nevera.

Cómo preparar un buen café con cafetera manual

En cuanto a la preparación de un buen café con una cafetera manual, también es importante tener una serie de consideraciones y conocer los pasos para que el resultado final sea satisfactorio, y se pueda obtener un sabor especial de café de acuerdo al tipo de bebida que se va a preparar. Es por ello que se presentan pasos que pueden ajustarse a todo tipo de cafetera manual.

Lo primero es saber que se necesita usar café molido grueso, hay que colocar dos cucharadas por cada 180 ml de agua. Una recomendación especial es que se compre el café molido grueso en pequeñas cantidades, de esa manera se podrá aprovechar mejor su frescura. Se llena la cafetera con agua caliente, que haya alcanzado su punto de ebullición, pero que no esté hervida. Es importante empapar todos los granos.

Para aprovechar mejor el café y proporcionarle el mejor sabor posible, es recomendable usar agua filtrada o embotellada. Lo siguiente es colocar la tapa del émbolo en la cafetera, sin presionar hacia abajo, y luego esperar cuatro minutos de manera que el café se libere. Por último, se puede presionar de forma suave el émbolo hacia abajo, hasta la parte inferior de la cafetera, y todo estará listo para disfrutar de un buen café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *